Pocas o nulas veces las grandes empresas de servicio dan seguimiento a las quejas, reclamos, sugerencias e incluso felicitaciones que sus consumidores les hacen llegar, debido a que